En realidad no es un cambio rompedor, tan sólo un pequeño restyling, porque nuestros valores siguen siendo los mismos que nos impulsaron a crear GKM en 2006: orientación al cliente, transparencia, simplicidad, dedicación y trato exclusivos… y mucha, mucha profesionalidad.

Con este pequeño cambio de imagen afrontamos con ilusiones renovadas un 2018 que ha empezado muy movido e interesante, especialmente en el campo de la consolidación de estados financieros, en el que somos una de las pocas compañías especializadas de España.

¡Gracias a todos aquellos que habéis contribuido a que este logotipo tenga algún valor y reconocimiento!

Hasta siempre… (2006-2017)                                 ¡Bienvenido! (2018- …)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *